martes, 29 de enero de 2013

Los Miserables de Tom Hooper

Después de un mes en cartelera, por fin ¡he ido a ver Los Miserables! La verdad es que ha cumplido con todas las expectativas creadas tras los comentarios de amigos y las numerosas críticas positivas que había encontrado (así como negativas, todo hay que decirlo). La película comienza rompiendo ante los espectadores con un mar furioso, furia compartida con los presos que comienzan a cantar mientras quedas perplejo ante la escena que combina imágenes y voces escalofriantes.

Esta es la carta de presentación de Jean Valjean, esclavizado tras robar un pedazo de pan, consiguiendo al final de la escena su libertad condicional en su primer encuentro con Javert. La relación entre estos protagonistas guiará la huida del primero entre la eterna disputa del honor y el deber, llevando la historia a caballo entre el amor y la dignidad de sus diferentes personajes, prácticamente efímeros en más de una ocasión.

Aunque no todo el mundo lo sabe, Hugh Jackman ya tenía una buena carrera entre teatros y musicales antes de dar el salto definitivo a la gran pantalla. Esta carrera llegó a ser reconocida con un galardón "Tony" , los equivalentes a los Oscars en el cine, por su papel en la obra teatral "The boy from Oz". Por ello no es de extrañar el papelón que hace en esta película. Desde el inicio desgarrador, pasando por cada canción en solitario, hasta las escenas finales, este hombre aborda la sala de cine sin miedo alguno, haciendo que el resto de la película siga sus pasos y su voz a cada instante. Pero no monopoliza la escena, aunque marque su camino, Anne Hathaway, Amanda Seyfried y Eddie Redmayne sorprenden con sus voces y consiguen alzar más aún la belleza de la película.



La primera de ellos, Anne Hathaway, nunca había logrado llamarme la atención, pero su papel me congeló la sangre con sus escasas, pero magníficas, escenas, destacando "I dreamed a dream". Espectacular. De la pareja de enamorados a primera vista (no estamos aquí para discutir eso, es parte de la obra original) hay que decir que podríamos alabarles por sus papeles, pero Samantha Barks (en el personaje de Eponine) llega a empequeñecer las voces de la pareja con su pasión por el joven.

Siguiendo con los participantes nos encontramos con Russell Crowe. Vale, puede que cantar no sea lo suyo, pero aun así sorprende su versatilidad, su voz encuentra un pequeño sitio entre tantas grandes interpretaciones, pero su actuación carece de la pasión necesaria en muchos puntos en los que considero que el personaje debería brillar sobre el resto. De Helena Bonham carter y Sacha Baron Cohen prefiero no hacer demasiados comentarios, pero deberían pensar salir de sus registros que ya saturan las pantallas, aportando un toque cómico en este caso, pero con un resultado pesado.


En cuanto a Tom Hooper... Ha sido muy criticado por su inexperiencia pero creo que el resultado final es más que admirable. A pesar de que él mismo se marearía con algunas tomas en las que ansías pedirle al cámara que se esté quieto, o de algunos planos generales de la ciudad en los que los efectos especiales pueden dañar la fotografía del resto del film,  el trabajo final logra mostrar la miseria, la lujuria y el amor entre los protagonistas y hacia su pueblo, que considero bastante fiel al musical según lo leído (no he tenido el placer de disfrutarlo en directo). En otro punto, unos dicen que los primeros planos destrozan algunos actos, en mi opinión nos ayudan a comprender a los personajes consiguiendo emocionar con cada una de sus lágrimas o cada sollozo mientras cantan ante la cámara. Recordemos el atrevimiento de grabar las voces en directo, es decir, lo que se oye en la película es lo que cantaban en el rodaje, no hubo posproducción en ese aspecto. ¡Chapó!



En mi humilde opinión, los protagonistas son un regalo para el directo, que no logra estar en lo más alto en todo momento de la película. Aun así, el coraje de la historia y el musical en el que está basado carga la película incluso en algunos momentos más débiles a mitad del metraje, para llevarnos a un final apoteósico y más que triunfante que volverá a emocionar al igual que tantas otras escenas que nos hacen olvidar que la película dura dos horas y media. Hugh Jackman y compañía se lucen en cada secuencia, demostrando que esta será una de las mejores producciones de año, abarrotada de galardones y difícil de olvidar en años venideros.


NOTA: 8
Nota en Filmaffinity: 7.5



-CarlosDL-

1 comentario:

  1. Gran puesta en escena y decoración y medios y también buenas canciones para que todo en 'Los Miserables' acabe sonando huero, vacío, hueco.... Una lástima. Un saludo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...