jueves, 14 de marzo de 2013

El Muerto y Ser Feliz

¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! José Sacristán había disparado tantísimas veces al goya a Mejor Actor que parecía tener una recámara más que vacía para muchos, pero no es así. Con esta película vuelve a reafirmarse como uno de los grandes del cine español, situando sus últimos trabajos entre pequeñas obras de lucidez en un panorama cinematográfico algo flojo. Con ello me refiero tanto a esta película, como a "Madrid 1987", otro papel perfectamente entramado por el cual también podría haber obtenido más de un galardón.

"El muerto y ser feliz" se fundamenta en una mezcla de géneros a caballo entre el road-movie y película de gansters con pinceladas de western, dando bandazos de humor absurdo hacia toques ácidos, con una puesta en escena de lo más peculiar e invitando al espectador a cerrar los ojos y dejarse guiar por la película a modo de radionovela. Esto último son dos aspectos técnicos bastante destacables que aportan mucho a la película; lo primero es el carisma y el toque enigmático y altivo que el envejecido proporciona a la cinta gracias a haber sido rodada en 16 milímetros, haciendo más creíble el resto de la ambientación; por otro lado el sonido del film está más que cuidado en todos los aspectos, no podía ser de otra manera ya que lo que oímos en la película es gran parte de su atractivo.



Con todo esto, Javier Rebollo consigue crear un envoltorio dorado para una película que, si no fuera por un gran protagonista, parece caer por su propio peso en más de un momento. Sacristán hace de este anti-héroe-sicario español un personaje misterioso que se mostrará poco a poco mientras ve cómo la muerte le pisa los talones entre inyección e inyección de morfina. Alguien sin mucho que perder, conocedor de aquello a lo que llaman el juego de la vida y reflexivo, callado, pero valiente ante su última jugada.

La película rezuma aires de grandeza en algunos detalles, arrastra alguna sonrisa ya sea en situaciones rocambolescas y pequeños chistes sin demasiadas pretensiones, hace que Sacristán brille aún más cuando te das cuenta de que el guión tiene demasiadas carencias, pero no termina de crear un conjunto que pueda aunar los diferentes aspectos para formar una película con la personalidad o la singularidad que creemos que tiene al llegar al final del asunto.




NOTA: 5
Nota en Filmaffinity: 5.4


-CarlosDL-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...