martes, 19 de marzo de 2013

Los Amantes Pasajeros

 Los amantes pasajeros prometía ser el retorno del mejor humor de Pedro Almodóvar, aquél que enamoró a generaciones ochenteras con carcajadas manchegas impregnadas en la movida madrileña. La fórmula secreta de su última comedia mezclaba aquello con la situación actual a modo de sátira aprovechando el tirón de tramas bancarias, aeropuertos fantasma y demás corrupción que nos rodea. Aun así, el producto resultante deja demasiado que desear, convirtíendose en un título inferior de la filmografía de este gran director.


Como decía, la crítica social a la situación actual de nuestro país es palpable, una clase media dormida, manipulada, utilizada, mientras los altos cargos mueven los hilos del avión en disparatadas situaciones cuando este va a pique. Hasta ese punto fantástico, la comedia parece servida en un punto reivindicativo perfecto, y más si las "azafatas almodóvar" de la película son Javier Cámara, Raúl Arévalo y un fantástico Carlos areces, pero la cosa va desvariando en una mezcla de historias sin sentido, humor absordo sin demasiada gracia e intentos de humor "chanante" que no logra cuajar (lo dice uno al que le encanta dicho humor). La comedia se vuelve más y más pesada cuando el único momento realmente cómico ha pasado, el baile que se anuncia en todos y cada uno de los tráilers como un gran momento. Lo es, es un gran momento. A partir de ahí creo que las únicas expresiones que pasaron por mi cara fueron de sorpresa (esto no tiene por qué ser demasiado bueno) y cansancio.



Está claro que Almodóvar ha encontrado en la situación actual el momento perfecto para lanzar esta comedia que afirmó llevar años pensando, pero no creo que haya sido el enfoque adecuado. Cuando los intentos de humor pasan de las risas a lo obsceno y las orgías quieren crear el germen de las carcajadas es cuando empiezas a echarte la mano a la cabeza pensando por qué has pagado para ver eso, en vez de quedarte tranquilo en tu casa disfrutando de cualquier otro título de este director.



Sé que hay quien piensa que es una sátira perfecta, no lo pongo en duda, la política parece estar tomándose unas vacaciones de borracheras e historias de las que nunca sabremos lo que es cierto, pero la película se hace cargante y repulsiva hasta el punto de olvidar lo que parecía ser su motivación crítica y convertirse en un sin-sentido, salvando ligeros momentos de risas antes de que se vaya todo de las manos. Esos leves momentos siempre vienen de la mano de el trío de chicas/os Almodóvar de esta película, que podían haberse convertido en un reclamo a la diversión mucho mayor, pero que quedan como papeles menores aceptables. Espero que los próximos trabajos de este fantástico cineasta no se parezcan a este, el cual creo que no será más que algo pasajero.


NOTA: 4
Nota en Filmaffinity: 5.1



-CarlosDL-

1 comentario:

  1. Almodóvar ha deslizado con esta película. La risa llega cuando ves menos dinero en tu cartera por ver algo así, totalmente de acuerdo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...