lunes, 10 de junio de 2013

Siete Psicópatas

- Seven Psychopath -
Son siete tarados, siete descentrados, sietes locos, psicópatas, desquiciados, lunáticos, dementes... Si, pueden asustar, pero lo mejor es que te caerán simpáticos y pasarás dos horas con ellos como si no fuera contigo la cosa, como si a cada brutalidad del guión tu no te engancharas más a la película y la disfrutaras más en compañía de un guionista en decadencia, un ladrón de perros y un tipo serio.

Como no podía ser de otra manera, Sam Rockwell, Christopher Walken y Woody Harrelson ponen el humor negro a este drama de acción y demencia, en la que los secundarios de lujo pasan a poner toda la sustancia de la película. Situaciones rocambolescas, hilarantes, sorprendentes y ácidas que te harán reír entre la sangre salpicada en pantalla. Y es que su guión se ríe de la acción made in America, se ríe del drama al estilo Corleone y se ríe de sí mismo. En una especie de auto-invención continua que sorprende por lo que desvela de su propia trama, pero también por lo que guarda en la manga. En cierto modo, el guión es una escritura continua de su propio destino, que recuerda ligeramente a 'Adaptation' (Spike Jonze, 2002).

Los personajes no se quedan atrás en esta clase de cómo hacer una buena película sin que sea demasiado compleja ni extensa, que llame la atención y gane popularidad de boca en boca, optando a un posible culto en unos años. Cada individuo tiene sus matices sorprendentes y consiguen demostrar que hasta la mente más sana esconde algo que puede torcer cualquier idea inicial, ganando consistencia con Sam Rockwell como peón en la batalla por el entretenimiento y un montaje que consigue que todo se mantenga en pie sin tambalearse demasiado a pesar de sus excesos.

Conjunto de un toque 'Tarantino's way of film', con reflejos de los hermanos Coen y el británico Guy Ritchie, pero en busca su personalidad y estilo descarado, con violencia sin preocupaciones,  feroz y grosera, aunque atractiva por la manera de llevarla con sarcasmo y escena crudas entre algún diálogo destacable. 


De su sencillez y humor consiguen sacar una película entretenida y amena, que hará disfrutar por su acción alocada (y justificada) a los amantes de este género, y sorprenderá a los que busquen más una historia de líneas torcidas y personajes memorables aunqe ciertamente despreciables. Como último apunte, debo decir que he quedado invitado por Martin McDonagh a volver a verla y seguir sus futuros trabajos.


VALORACIÓN: 7
Filmaffinity: 6.5




- Carlos DL-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...