viernes, 21 de junio de 2013

Sobre 'La Guerra de los Mundos'

Y los efectos especiales

Después de ver la primera versión cinematográfica de 'La Guerra de los Mundos' he vuelto a darle vuelta al tema de los efectos especiales, lo que fueron, lo que son y lo que nos queda por ver de ellos... Pero, empecemos por el principio:

Tuve el gusto de leer la novela de H.G.Wells hace unos cuantos años, es una buena lectura, interesante y entretenida, era difícil que un libro me enganchara, pero este lo consiguió. Un hecho que constata mi aprecio hacia ella es la genial idea que tuvo Orson Welles de realizar una adaptación para la radio en 1938, la gente que no escuchó la emisión desde el principio pensó que era información real, que los alienígenas realmente habían llegado a nuestro planeta y Nueva York sucumbió al pánico general. Un nuevo tanto para el todopoderoso Welles para convertirse en leyenda, y una consagración, más si cabía, para la novela de Wells (acabaré liándome con los nombres como siga en este camino).



Pues bien, la versión de 1953 dirigida por Byron Haskin tampoco fue demasiado fiel al libro, al contrario de lo que me esperaba. Lo que en el libro es un Londres en busca de un auge industrial en los años 1890, en el film se convierte en un pequeño pueblo rural de California en los años de la Guerra Fría. Eso la equipara a la versión más actual en cuanto a la ambientación, intentando llevarla hacia la actualidad en la que fue rodada, aunque aun así, sigue siendo mejor película que aquella cagada homónima de nuestro amigo Steven Spielberg. Ambas se toman sus licencias a la hora de desarrollar el guión, aunque manteniendo un inicio, un clímax y ciertas pautas idénticas, pero sigue consiguiendo más puntos la primera versión, a pesar de lo sorprendentemente inteligentes que resultan sus protagonistas adivinando todo lo que rodea a los extraterrestres con apenas mirarlos de reojo desde unas trincheras. 

Aquí llegamos al punto más álgido de la cuestión, ni los efectos especiales digitalizados conseguidos en la estrenada en 2005 pueden ser más destacados que los de su predecesora, si tenemos en cuenta el encanto de la serie B destilado por la versión con que este año cumple los sesenta tacos (ganadora del Oscar a Mejores Efectos en su tiempo....). Aquí es donde quería llegar a parar. Son dos películas basadas en la misma novela, con la misma estructura en su crecimiento, con fallos de guión en ambas, pero una funciona y la otra no. 



Es bueno apreciar el trabajo que llevaba detrás una película de ciencia ficción hace décadas en cuanto a juego de cámaras, maquetas, maquillaje y marionetas se trate. Con esto no quiero quitar mérito a la industria actual, al contrario, los avances son magníficos, pero están intentando crear la industria del celuloide a partir de ellos, y con eso me refiero a que la digitalización y el pasar cada fragmento por ordenador parece convertirse en el reclamo para llenar salas de cine, olvidando lo que realmente importa, el propio CINE. 

Estas películas no son más que un ejemplo de que grandes efectos especiales no equivalen a grandes mejoras en la calidad del resultado.

- TRAILER 1953 - 

 

- TRAILER 2005 -


- Carlos DL -

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...