sábado, 26 de octubre de 2013

ABYCINE: Inauguración

Diario de un ilusionado por el Cine.
Día 1.


Ayer me vestí con la mejor de las sonrisas y un buen puñado de ilusión y ganas en el bolsillo. El camino hasta el Teatro Circo de Albacete fue breve y el ambiente allí sencillo y amable. Luján Argüelles -presentadora del acto- y Llaneia -princesa por excelencia del Abycine- lucían hermosas. Es el primer festival de cine que vivo de primera mano y qué mejor lugar para hacerlo que en la ciudad que me acoge con los brazos abiertos desde algo más de dos años y donde tantas películas he disfrutado y odiado en sus salas.


La apertura de la gala se desarrolló en un hilo constante de humor y agradecimientos por haber podido celebrar el festival un año más. Y aquellos a los que van dirigidos los agradecimientos, junto con todos los ilusionados que hay detrás cada año, los que realmente hacen que podamos disfrutar de este evento y que yo pueda tener el placer de ser Jurado Joven a un precio increíble para lo que puedo disfrutar con esto. Cinco euros por una pulserita que me otorga la potestad de participar en la entrega de un pequeño galardón, además de abrirme las puertas a todo lo que rodea al festival. Me uno a los agradecimientos. GRACIAS.

Aquello siguió con un merecidísimo premio a Enrique López Lavigne, productor de cine que ha apoyado por completo al cine español desde que empezó en esto y que agradeció el reconocimiento entre aplausos. Enhorabuena. Ahora más que nunca hace falta que apoye la producción nacional y ayude a buscar nuevos métodos de producción y distribución. Tras aquello pareció el concejal de cultura de Albacete, con algo de miedo en el cuerpo y algo afable, más por cortesía que por gusto, al agradecer los aplausos y bromear con posibles abucheos. Él prometió apoyo para una próxima edición y Luján le pidió que fuera con un 20% más de presupuesto. Aquello, al contrario de comentarios que oí cerca, no es politizar un evento, es pedir respeto hacia la cultura y hacia una forma de vida. Un toque de ese estilo era necesario en este punto de frivolidad política.

Entre aplausos y risas llegamos al plato fuerte de la cena que nos habían preparado en Abycine, un tributo a David Lynch - uno de los mejores cineastas de las últimas décadas-  en el 'Laboratorio de Creación'. Una creación de Joaquín Pascual que nos dejó sin aliento. Era la segunda vez que se interpretaba en este festival, pero aquellos que la disfrutamos por primera vez nos quedamos boquiabiertos. Un montaje de escenas de todas sus películas y Twin Peaks, mezcladas y guiadas por  una música hipnotizante. Si me hubieran preguntado cuanto duró, habría dicho que poco más de dos minutos. El tiempo voló, era una delicia.

Y así concluyó la gala, y así empezó oficialmente nuestra andadura por el panorama independiente nacional durante unos cuantos días. Este diario seguirá adelante. La pequeña aventura cinéfila marcha. Hasta la próxima.



- Carlos DL -

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...