miércoles, 16 de octubre de 2013

La Mejor Oferta

Con esta nueva propuesta de Tornatore, el aclamado director de 'Cinema Paradiso' nos enrola en una elegante trama calmada y automatizada pero sin demasiado aceite en sus eslabones. Poco a poco el arte intenta bañar nuestros sentidos con sus mejores expresiones de música -siempre excelente Morricone- y pintura, algo que debería permanecer presente en pantalla como alegoría al trabajo de un singular protagonista y como entretenimiento de un público cuyo interés puede ser abatido por un opulento guión en el que algunas cosas parecen estar fuera de pretexto desde el principio.

Es una propuesta arriesgada, un intento de cuidar la presentación y el contexto global, al igual que ha hecho Tornatore con todas sus anteriores películas. Pero los eslabones no terminan de crear un movimiento limpio y silencioso que consiga hacernos disfrutar de la película. A ratos encanta su misterio y su limpieza, y a ratos se enreda entre ramas de guión que traban el avance fluido de la película, especialmente cuando el rostro de la joven se nos revela en una aureola de misterio y erotismo, puede que una de las escenas más destacadas del film; sencilla y bella.


Igual de bella que empieza a ser la atracción entre los protagonistas, desde una distancia bastante poética marcada por sus enfermedades. Los distanciamientos con los demás hace que se atraigan de manera enigmática, algo que nos atrae hasta la trama, para después volcarse hacia límites muy diferentes y perder la magia. El guión debe transformarse junto a los personajes, no abandonarlos a su libre albedrío para que lastren el film.


El tono de belleza visual y auditiva continúa durante el restro del metraje aunque quede de capa caída. La calidad interpretativa de los actores y la calidad del director hacen de salvavidas. Rush siempre será fantástico haciendo lo suyo, le encanta, se deleita y deleita a los espectadores como uno de los grandes, mientras que Sturges vuelve a hacer una interpretación amena y simpática que funciona a la perfección.


Llegamos así a lo que para mí podría ser una de las grandes películas del año y se ha quedado en una película más -de cierta calidad y destacado trabajo técnico- que no consigue dar en el clavo. ¡Una lástima! Quizá puse el listón demasiado alto para que fuera alcanzado, o quizá simplemente ella ni si quiera haya alzado al vuelo para intentar llegar.

VALORACIÓN: 5
Filmaffinity: 7.1


-Carlos DL-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...