sábado, 30 de noviembre de 2013

The World's End

Última, encantadora y sorprendente entrega de la trilogía del humor británica por excelencia del siglo XXI. Edgar Wright cierra una 'saga' de comedias con ciertos altibajos pero que deja un sabor de boca de lo más fresco y agradecido. 'Zombies Party' (Shaun of the Dead) fue su primera entrega y supuso un regeneración del cine cómico entorno al cine típico de terror, nos dejó escenas memorables y alguna sonrisa que aún se dibuja al recordarla. Su segunda entrega vino en forma de crítica al costumbrismo y la tradición británica, con un humor más ligero e ingenioso que la primera, así como algo más de trasfondo, 'Arma Fatal' (Hot Fuzz) pasará como la más débil de las tres, pero puede tomarse como una iniciación del director hacia lo que ha conseguido en este último capítulo. 'Bienvenidos al Fin del Mundo' (The Wolrd's End) termina por marcar todas las señas de identidad que este director había empezado a mostrar en sus anteriores películas. El humor británico que había desarrollado antes y la sofisticación de técnicas en el guión y la producción del film, junto a una humanización espectacular de los propios personajes dan lugar a una de las mejores comedias del año.


Lo que pudiera parecer una operación de reciclado con sus habituales colegas Simon Pegg y Nick Frost, Wright lo convierte en una postal hacia lo fantástico y lo comprometido que puede ser dejarse llevar por las memorias de tiempos más descarados. La crisis de los 40 nunca había sido tan catastrófica, las reuniones con viejos amigos nunca habían prometido tanta acción, la cerveza pocas veces había pasado así de rápido por un fin tan divertido y nosotros pocas veces habías pensado que 'La Invasión de los Ultracuerpos' pudiera dar lugar a tantas risas que recuerden a ella. Aquí tenemos la clave de esta película, puede ser demasiado vulgar para muchos encuadrarla dentro de un tipo de cine serio, a la vez que puede parecer una tontería hablar de ella como de una película con conciencia de sí misma y de sus personajes, pero es así. Consigue hacer disfrutar de la cerveza, las peleas rodadas con técnicas mucho mejores que las anteriores entregas (puede que gracias a la experiencia adquirida rodando 'Scott Pilgrim...') y los golpes cómicos abundantes a lo largo del metraje, pero sin olvidarse de otros propósitos cargado en el carro; la nostalgia de la juventud que los lleva a desmadrarse como niños grandes por su ciudad natal, las llamadas hacia la madurez que reportan los amigos a Gary King (nihilista irritado de convicciones estúpidas aunque nobles) y el grito hacia la humanidad como ser autoconsciente, válido y libre, capaz de crear sus propias idea sin que estas sean forzadas por nadie ni nada.

Una nueva película de Edgar Wright con sus dos actores clave me llamó. La idea de recorrer 'La Milla de Oro' (12 pubs=12 pintas) con los amigos captó mi atención. El recuerdo a clásicos de las invasiones -como el citado más arriba- me hizo esperar impaciente a la película. Pero es su resultado final, las risas al verla, el recuerdo a sus antecesoras, la utilización de guiños a clásicos, la creación de imágenes vivas e historias con sentido, y un aporte de ideas más inteligente al guión lo que realmente me ha llevado a situarla en la cabeza de esta particular saga que recomiendo a todo el mundo.







-Carlos DL-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...