domingo, 9 de febrero de 2014

La Gran Familia Española

 
Daniel Sánchez Arévalo entró definitivamente por la puerta grande de las comedias españolas gracias a 'Primos', una comedia básica en muchos aspectos pero atípica en otros tantos. Su encanto y cercanía a los personajes la han convertido en una de las películas españolas que más han dado que hablar entre los jóvenes y es que su complexión formal consigue un acabado final resulton y divertido. Ya lo había buscado en 'Azuloscurocasinegro' y 'Gordos', un drama y una comedia donde los personajes tienen bajo s tutela al resto de la película, y ahora lo ha vuelto a hacer con 'La Gran Familia Española'. Aunando aspectos típicos de la España más internacional como son la familia, las fiestas y, ante todo -por triste que parezca-, el futbol, consiguen crear un drama de personajes variopintos con más de un toque de humor made in Spain que la convierten en una película agradable de ver



Ese deporte en el que 22 individuos corren detrás de un balón era precisamente lo que me imponía una barrera ante la película. España es campeona del Mundo y estamos hartos de oírlo y gaztarnos de ello. Ahora una película sobre el día en el que Casillas y compañía consiguieron la proeza no será más que una vaga aproximación a lo que mucha gente disfrutó ese día, pero aquí viene lo que más me sorprendió; la final de fútbol pasa a un segundo plano cuando el estudio de las personalidades y sentimientos de cada pequeña pieza de la familia se avalanza y sienta los cimientos de un drama bien conseguido aunque quizá demasiado sensato a la hora de tomar algún riesgo narrativo que podría haber marcado el gol de la diferencia. La evolución de la historia persigue varios cursos -unos con más caudal que otros- en los que se aportan pequeñas pinceladas sobre la mentira, la culpa, el perdón y el amor en aspectos de todo tipo dentro de una familia con problemas a cada rincón.



Sus imperfecciones y su falta de escrúpulos a la hora de retratar a cada hermano hace que los golpes de humor sean más naturales que forzados cuando no todo el reparto consigue convencer con sus actuaciones. Por lo general, han conseguido obtener una película inteligente y ordenada para mantener al público en su sitio a pesar de no arriesgar en ningún aspecto y de su posible tambaleo hacia la indecisión de alguna de las historias que crea. Daniel Sánchez Arévalo se mantiene en línea y vuelve a trasmitir una amena y nostálgica sensación de victoria al final de la película.

PD: España ya era campeona del Mundo antes de esto. En 2006 ganó la final del MundoBasket con un Pau Gasol enorme pero sentado en el banquillo y su hermano Marc estallando hacia lo más alto del baloncesto mundial. Recuerden esto también. Su esfuerzo y su talento crearon un Equipo sin igual bajo la tutela de Pepu Hernández que venció gracias a su unión. Tenía que decirlo. Un saludo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...