viernes, 14 de febrero de 2014

La LEGO Película

Estas amables figuritas con capacidad de movimiento reducida han inundado nuestras casas durante años; desde todo tipo de superhéroes hasta las estrellas de la NBA del 2003, pasando por gente corriente y decenas de personajes de películas y series, todos tienen su representación en figurita amarilla y la unión de todos y cada uno de ellos es la generación de un caos magnífico como película en el que las miniaturas parecen más grandes que nunca. Puede que no sea más que un juego con un grandísimo catálogo basado en la construcción de todo aquello que indica las instrucciones, pero que realmente se disfruta dando rienda suelta a la creatividad y la imaginación. Gracias a esa idea, la película se transforma en una odisea en la que lo que realmente importa es sorprender al espectador a cada instante para que la carcajada en la sala de cine sea constante. Es una comedia de principio a fin. La rebeldía y el caos de piezas desordenadas, unida al surrealismo de la mente más simple que pudieran haber escogido como protagonista crean una maravilla que puede ser recordada como una divertida aventura sobre la necesidad de la diversión, la creatividad y el ingenio para todas las edades.


La animación utilizada en esta ocasión toma dos ramas diferentes, unidas de una manera espectacular y muy efectiva. La primera de ella está basada en todos y cada uno de los fanáticos de estos muñequitos que hemos creado infinidad de mundos con ellos, pero sobre todo en aquellos que se han entretenido en mostrárselo a los demás a través de videocreaciones en Stop-Motion almacenadas en YouTube cargadas de una originalidad alarmante. La segunda influencia viene de los subproductos de la misma marca que suelen imitar a películas en forma de videojuegos-Lego, de donde se extraen las animaciones faciales y otros efectos que consiguen adornar una imagen nítida y delirante en cada momento donde todo está medido al milímetro y nada está dentro de lo habitual.


Cargada de clichés y gags corrientes, además de incontables referencias a clásicos y grandes películas (Matrix, 2001: Odisea en el Espacio, Piratas del Caribe, El Señor de los Anillos, Star Wars...), pero con un toque macarra y diferente, la película de los LEGO se aleja de ser un escaparate de exposición de estos fantásticos muñecos para convertirse en una de las apuestas más divertidas dentro de la animación en los últimos años, en la que todos y cada uno de los personajes son encajados a la perfección en una historia sin igual. Emmet -su protagonista- es humilde y algo simplón, pero su honestidad consigue que todos los constructores trabajen juntos y construyan esta obra con aspecto algo más que anárquico pero indestructible. No pararás de reírte en todo el metraje y cada escena te parecerá con menos sentido que la anterior, pero eso no importa porque la diversión está servida... ¡TODO ES FABULOSO!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...