domingo, 1 de junio de 2014

Al Filo del Mañana

Las invasiones alienígenas no cesarán nunca en el cine, ni falta que hace, pero esta vez al menos dan un respiro a los Estados Unidos para trasladarse a Europa. Esto, por supuesto, no quiere decir que el ambiente 'Yankee' no salte el charco para tomar el protagonismo, al contrario, con Tom Cruise a la cabeza y a por todas, creando una evolución del personaje al más puro estilo Hércules; "De cero, a héroe". William Cage no es sólo un descarado y arrogante comandante del ejército, si no que envuelve la propia carrera estancada en un embalse de fango narcisista y estereotipado en el que cada vez se hundía más perdiendo seguidores de manera imparable desde más años de los que a él le gustarían. El primer día que William es mandado a la guerra muere nada más llegar, pero vuelve a despertar, consiguiendo una segunda oportunidad, y una tercera, una cuarta, una quinta... Encerrado en un bucle de unas horas buscará la manera de sobrevivir, a la vez que el actor busca la manera de reflotar su carrera.



Dicen que las comparaciones son odiosas, pero "El día de la Marmota" está en la mente de todo el mundo cuando Cage despierta una y otra vez atrapado en el mismo bucle. Referencia o no, la película consigue un ritmo que se hace alentador a la vista del espectador, la agilidad de su propio guión endulza la pantalla para que las dos horas no se conviertan en un mal trago y Tom Cruise consigue poner en pie no sólo a su personaje, si no a sí mismo. Las posibilidades de esta situación eran infinitas y las soluciones aportadas son coherentes aunque algo forzadas en ciertos puntos en los que no termina de decantarse hacia su propia parodia o hacia el auténtico thriller acción memorable en el que podría haberse convertido. Los chistes o guiños hacia su propia construcción están ahí, aunque no son explotados, a la vez que su necesidad de alarde audiovisual frena su propia ascensión hacia algo más que una película de ciencia-ficción en la que los tiros pasan a usurpar el lugar en el que debería reinar la trama.

 

Por su parte, Doug Liman demuestra su experiencia para el trato de lo antinatural, la acción y las parejas explosivas, adquirida en películas como 'Jumper', 'El caso Bourne' y 'Sr. y Sra. Smith', respectivamente, a la par que se muestra hábil para no marear demasiado con la cámara. Esto último es de agradecer, al igual que la dirección de actores ya que no sólo es capaz de bajarle los humos a Tom Cruise (aunque al final se rinda ante él), si no que consigue crear cierto vínculo entre él y Emily Blunt, que terminan creando una combinación letal. Considerando decisiones puntuales de guión aparte.


Entre lo mejor de la película podríamos destacar la sorpresa de que Tom Cruise consiga de nuevo nuestra simpatía o que no se nos haga eterna siendo bucle infinito. Las partes negativas quizá sea que esa realimentación del bucle en forma de experiencia de los días vividos no sirve más que para alguna gracia aislada y se debilite con la evolución del guión, podría haber crecido más y no caer tanto en la parafernalia actual de la porción de Hollywood que no sabría vivir sin CGI en cada uno de sus planos.



 


QUIZÁ TE INTERESE: 
Entre lo mejor de la Ciencia-Ficción del 2013:
             ELYSIUM (crítica)









1 comentario:

  1. Pelicula muy entretenida, muy disfrutable gracias a la interpretación de Tom Cruise y Blunt que en ningún momento hacen que la pelicula se haga pesada, como podria ser de esperar ya que no estamos tan acostummbrados a una historia de este tipo, se las recomiendo, no se arrepentirán, increíble propuesta.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...