martes, 29 de marzo de 2016

Atrapa la Bandera


'Atrapa la Bandera' es la primera película de animación infantil española que ha sido distribuida mundialmente. Se ha convertido así en un ejemplo internacional del buen estado de forma de este tipo de cine en nuestro país, aunque aún le falte mucho por crecer y esta película en concreto necesite mucho más que pulir. Es un tipo de cine por el que a la industria le cuesta apostar dentro de nuestras fronteras, pero que no por ello deja de conseguir resultados de animación de gran estilo. 'Planet 51' sigue siendo para mí la obra de animación por excelencia en España, pero me alegra ver nuevos proyectos que superan las dificultades para ser desarrollados.

Enrique Gato ya demostró su buen hacer en este sector gracias a su ópera prima 'Tadeo Jones' (la cual está esperando una secuela), pero 'Atrapa la Bandera' ha supuesto su reafirmación como director de animación cargando el resultado de piruetas bien orquestadas y animaciones con mayor lujo de detalle. Su arte se ha elevado a un nivel superior, pero quizás en ese salto haya perdido la esencial tan entrañable que veíamos en su anterior entrega. Los personajes han quedado de lujo en las escenas de acción, pero no bien configurados para una trama más elaborada: no terminan de ser creíbles, y sus problemas parecen tan mascados que no dejan al público empatizar


Tampoco termina de encajar su continuo énfasis en realzar ciertos valores, en lugar de dejar que el espectador capte el mensaje. La importancia de la familia, la amistad o el valor de superación son mensajes que pueden ser fácilmente extraídos de la película, pero que pierden significado cuando sus personajes empiezan a darle demasiadas vueltas buscando la sonrisa cómplice del espectador, y tomando por demasiado despistados incluso a los más pequeños. 



En definitiva, es un entretenimiento para toda la familia y sin demasiada sustancia. En este caso ha terminado siendo un resultado muy simple -aunque más explosivo que Tadeo Jones artísticamente hablando-, para el disfrute de los más peques, pero con referencias históricas y cinéfilas divertidas para los más mayores, y algunas claras referencias a personajes muy conocidos bastante graciosas (Eastwood, Bill Gates, Steve Jobs, Stanley Kubrick...). Una lástima que después de tratar de alcanzar aquella bandera en la luna, el filme se quede a medio gas por muchos otros aspectos, podía haber llevado este producto nacional a un nivel mucho más elevado como embajadora internacional.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...